Estás aquí:--¿Por qué los musulmanes son intolerantes hacia otras religiones? Cómo se supone que los musulmanes deben tratar a las personas de otras religiones?

¿Por qué los musulmanes son intolerantes hacia otras religiones? Cómo se supone que los musulmanes deben tratar a las personas de otras religiones?

La tolerancia es la actitud que debe regir las relaciones de los hombres entre sí. La tolerancia religiosa es un principio esencial del Islam y a los musulmanes se les ordena tener buenas relaciones con personas de todas las religiones y ser amable y cortés con todo el mundo. Los musulmanes están ordenados por el Corán a que cumplan con sus promesas y acuerdos con los no musulmanes y no traicionar o transgredir contra ellos. Las vidas, familias, propiedades y honor de los no musulmanes deben ser protegidos bajo cualquier gobierno que pretende aplicar la ley islámica. Los no musulmanes también tienen garantizado el derecho y la libertad de practicar su propia religión en un estado islámico.

El Islam es una religión de la misericordia y la justicia. Se enseña a sus adherentes interactuar con todas las personas y cooperar con ellos para el mejoramiento de la humanidad. Hoy más que nunca, los musulmanes tienen que trabajar en conjunto con otros grupos que se oponen a la opresión, el derramamiento de sangre, la corrupción, la promiscuidad y la perversión. También deberían cooperar con los no musulmanes en la defensa de la verdad y la lucha contra la falsedad, en el apoyo a los oprimidos y eliminar los peligros tales como la contaminación y las enfermedades.

Sólo los enemigos que albergan odio y desprecio contra el Islam son abordados por esos versos coránicos que advierten a los musulmanes en contra de tomarlos como íntimos y aliados. Los musulmanes tienen ordenado hacer frente a todos los demás seres humanos con justicia y compasión como miembros de la hermandad humana. Siempre deben comportarse amablemente hacia cualquier no-musulmán que no sea hostil, ya sea ofreciendo ayuda financiera, alimentando al hambriento, haciendo préstamos cuando sea necesario, o interceder en relación con asuntos permitidos, aunque sólo sea por hablar amablemente y asesorar a ellos. El Qur> an dirige a los creyentes, diciendo:

“En cuanto a aquellos [incrédulos] que no os combaten por causa de [vuestra] religión, ni os expulsan de vuestros hogares, Dios no os prohibe que seáis amables y equitativos con ellos: pues, realmente, Dios ama a quienes son equitativos”. [Corán 60:8]

Por lo tanto, no es admisible en ningún caso para los musulmanes el maltratar a un no musulmán que no ha cometido ninguna agresión contra ellos; no se les permite para dañar, amenazar o aterrorizar, robar su riqueza, él engañar o privarle de sus derechos. También es obligatorio para los musulmanes, honrar cualquier tratados y acuerdo legal que hacen con partes no musulmanes.

La coexistencia no significa que dejemos de promover nuestros valores positivos. Como un aspecto de su bondad y preocupación por la humanidad, se espera que los musulmanes inviten a los no musulmanes a la verdad del Islam con palabras de sabiduría, argumentos sólidos y de una manera agradable. Se trata de una deuda contraída por los musulmanes hacia los pueblos del mundo en agradecimiento a Dios por su guía y un sinnúmero de bendiciones.

2017-08-15T08:51:00+00:00